miércoles, 11 de abril de 2007

La Naranja Mecánica “Sobre Mis Sensaciones”.

“Intensamente chocante” es como pude percibir la película, de partida esos trajes blancos, el vandalismo de los 4 “hermanos”, y la música clásica sonando fuerte “atrás” o mejor dicho adelante (puesto que sonaba más fuerte de lo normal), me dejó un poco desconcertado. Analicemos la mezcla, trajes blancos-vandalismo chocante- y una hermosa e intensa música clásica, suena a ironía. Los trajes blancos con el blanco sinónimo de pureza y el vandalismo salvaje sinónimo de violaciones, maldad etc. me hacen pensar en los extremos. También la música clásica con su fineza, armonía y seriedad implacable hacen de “unión leve” porque tiene un poco de “pureza” y “maldad”, esto completa la escena irónica. Didácticamente lo veo así, como un esquema conceptual tenemos en un extremo la pureza de los colores, también en el mismo extremo pero un poco apegado al centro, la fineza y armonía de la música, en el otro extremo la crueldad de las acciones y también en el extremo anterior pero pronunciado hacia el centro la intensidad y “firmeza” de la música. Esto en mi opinión generó un ambiente intenso y chocante.

A mi parecer el director logró de gran forma mostrar la decadencia de los personajes. Una pregunta ¿alguien observo algún personaje “bueno” o no vengativo en la película?, al menos yo no.

Stanley Kubrick genial!!, como se anticipó al futuro, un gran visionario.

Bueno es hora de dormir, que estén bien, si alguien no entiende el primer párrafo lo podemos discutir en alguna parte, para que no den por sentado que estoy un poco loco.

martes, 10 de abril de 2007

Seres Sociales y Sociables

Altruismo y egoísmo.
“El estudio de los acoplamientos ontológicos entre organismos y la valoración de su gran universalidad y variedad, nos apunta a un fenómeno propio de lo social. Se puede decir que cuando el antílope se queda atrás y arriesga mas que los otros, es el grupo el que se beneficia, y no necesariamente el directamente. También se puede decir que cuando una hormiga obrera no se reproduce y, en cambio, se ocupa de conseguir alimento para todas las crías del hormiguero, es, otra vez, el grupo el beneficiado, y no ella directamente (El Árbol del conocimiento” Pág. 131).

En esencia (“como vemos en el libro”) el ser humano es social y sociable, siente la necesidad de formar parte de grupos humanos y de actuar en acuerdo con ellos. Entonces, ¿Por qué vamos en contra de esos “principios”?, ¿Qué sucedió o que sucede para que el ser humano sienta lo contrario a esto, sienta egoísmo?, esto es lo que me sorprende y quisiera reflexionar al respecto.

Es interesante descubrir que en nuestra esencia se encuentra la naturaleza de lo bueno, o en otras palabras, para no entrar en materia compleja (de lo que es bueno), saber que tenemos incorporado en lo más profundo de nosotros el sentir social, un sentir de alianzas calidas que promueven la subsistencia y el vivir como algo único.

Es difícil entender y creer que en nuestra esencia tenemos incorporados tales “actos”, si vivimos cada día un mundo de conflictos, enemistades, tristezas, y más. ¿Qué paso?, quizás llegar a la “reflexión conciente” nos a mostrado otro mundo u otras posibilidades de subsistir, que claramente, a mi juicio, están lejos de ayudarnos a enfrentar la vida en pos del vivir.

Tengo esperanzas que podemos lograr algo mejor, quizás no necesitamos buscar la “grandeza” o el “poder”, ya que por la forma en que actuamos terminaríamos abuzando de los semejantes, sino que intentar sacar de lo mas profundo de nosotros esos principios, esa esencia que llevamos por dentro para lograr lo que somos, seres sociales y sociables.

domingo, 8 de abril de 2007